Nueva medida: se difieren los aportes de Junio y Julio

En un continuo y permanente análisis de la situación que genera el aislamiento por la Pandemia, la Caja dispuso diferir también para 2021 el pago de los aportes jubilatorios de los meses de Junio y Julio.

Esta decisión se suma a las diversas medidas implementadas por la Institución para acompañar a los afiliados y aliviar las consecuencias de la emergencia sanitaria:

APORTES JUBILATORIOS: A principios de Abril la Caja dispuso como primer medida extender hasta el 2021 el pago de los Aportes Jubilatorios de abril y mayo, para ser abonados en 12 cuotas iguales, mensuales y consecutivas sin interés ni actualización, a partir de enero del 2021.

Acompañando al afiliado en la extensión del aislamiento, la Caja dispuso en el mes de mayo, diferir también el pago de los aportes jubilatorios de los meses de Junio-20 y Julio-20, los que podrán abonarse en 12 cuotas sin interés ni actualizaciones, a partir de marzo de 2021.

El profesional que no quiera acogerse al diferimiento de aportes, podrá ejercer la opción de pago desde el sitio de Autogestión, opción Administración – Deseo no prorrogar el pago.

PRÉSTAMOS: Se dispuso como medida de apoyo a los titulares de préstamos hipotecarios, personales y prendarios, como así también para los titulares de planes de pago de aportes, diferir por el término de sesenta (60) días el vencimiento de las cuotas previstas a partir de abril del corriente año. De esta forma, en los meses de abril y mayo los afiliados no tuvieron que afrontar pagos de cuotas. A partir de junio se retoman los vencimientos, de una cuota por mes.

Los titulares de créditos y planes deberán formalizar el diferimiento de las cuotas de su crédito, ingresando desde Autogestión, a la opción CPS-Conformidad al diferimiento de cuotas. Desde el mismo sitio podrán manifestar también su voluntad de pago en los vencimientos originales, en caso de no acogerse al diferimiento.

ANTICIPO DEL AGUINALDO: También acompañando a los pasivos el Directorio de la Caja dispuso anticipar el pago del aguinaldo a todos los beneficiarios previsionales, acreditando el mismo el viernes 8 de Mayo.

Estas disposiciones se resolvieron en forma conjunta con el CPCE, acompañando a los matriculados y afiliados en este momento de emergencia sanitaria, con gravísimo impacto económico para todos los argentinos.